Estreno “Un lugar donde volver”

Estreno del cortometraje “Un lugar donde volver”

La productora valenciana Croma Vídeo, en colaboración con Producciones Absurdas, estrenó el 21 de abril, en la Casa de Cultura de Burjassot, el cortometraje “Un lugar donde volver”, con guión y dirección de la periodista saguntina Annabella Martínez. El cortometraje recibió en mayo del 2005 una de las menciones honoríficas del V Concurso de Proyectos de Cortometrajes Bancaja, dotado con seis mil euros.

“Un lugar donde volver” se ha grabado íntegramente en nuestra población de Setiles. Se aprovechó el mes de Agosto para grabar la primera parte del rodaje, ya que necesitaban niños y adolescentes, que se consiguieron en un casting realizado en las antiguas escuelas.

Annabella Martínez veranea en Setiles desde que era niña, ya que su madre es originaria de allí, por lo que conoce muy bien el pueblo. El cortometraje cuenta la historia de Julia, una profesora jubilada, que vuelve a Setiles tras más de treinta años de ausencia para asistir a un entierro. Julia, hija de un hombre que luchó en la guerra civil en el bando republicano, se enamoró siendo una niña de Juan, hijo de una familia afín al régimen franquista. La madre de él no veía con buenos ojos esta relación y acabó separándolos. Ahora, tras muchos años sin verse, Julia vuelve al pueblo cumpliendo una vieja promesa. No obstante, la realizadora indica que “este no es un corto de carácter histórico, estas cosas aparecen muy sutilmente en la historia. Es más bien una historia de amor, de reencuentro con el pasado, de añoranza de las cosas que no pudieron ser y de cómo a veces la vida te da una segunda oportunidad“.

Rodaje complicado

El rodaje se realizó los días 26 y 27 de agosto y 16 y 17 de octubre del 2005. “En agosto -explica la realizadora- grabamos todos los momentos de flash-back del corto, los recuerdos de Julia de cuando era niña, adolescente y joven. Y en octubre grabamos toda la parte que hace referencia al momento presente, cuando Julia regresa al pueblo, así no teníamos problemas de raccord“.

La productora del corto, Carmen Pastor, señala que “el de agosto fue un rodaje difícil. Los niños no eran actores, sino niños que simplemente veranean en el pueblo y querían participar, y ninguno había hecho teatro o algo similar así que no tenían ninguna experiencia. Además, teníamos la dificultad añadida de que los papeles de adulto sí estaban elegidos y claro, teníamos que intentar una cierta credibilidad en cuanto al parecido físico a través de distintas etapas de la vida, y esto fue muy difícil“.

En octubre en cambio -continúa la directora- las cosas fueron más sencillas en cuanto a los actores porque trabajamos con dos actores profesionales: Isabel Requena y Josep Manuel Gil, que han hecho un trabajo impecable. Eso sí, tuvimos el handicap del frío y la falta de luz natural para los exteriores, porque salieron malos días“.

Implicación de todo un pueblo

La realizadora está especialmente satisfecha de la participación en el cortometraje de los setileños. “La implicación del ayuntamiento -señala Annabella- ha sido pieza clave a la hora del rodaje. Nos dejaron una casa donde estuvieron alojadas ocho personas del equipo, nos dieron la electricidad gratis siempre que la necesitamos y no hubo que pedir permisos ya que grabábamos donde queríamos. Además, en la secuencia del entierro, que necesitábamos muchos figurantes, se presentaron casi treinta personas que aguantaron pacientemente el rodaje y además interpretaron estupendamente su papel“.

La realizadora indica que “aunque estrenamos en Valencia, a mí me encantaría que el cortometraje se pudiera exhibir en Setiles este verano, pero llevar una pantalla, un proyector y demás vale bastante dinero. Hay un concurso de Cortometrajes Alcarreños, que si te seleccionan el corto este forma parte de un programa que se llama “Cine de la Alcarria de hoy y de siempre” y que consiste en hacer proyecciones de pueblo en pueblo con un largometraje y un corto. Para mí sería el mejor premio, que todos los setileños puedan ver en pantalla grande el resultado final de algo que hemos hecho entre todos y con tanto cariño“. Al estreno asistieron algunos de los vecinos de Setiles que participaron en el cortometraje como actores.