Setiles Celtíbero

Setiles Celtíbero



En el dibujo que contemplamos arriba, realizado por Enrique del Moral, podemos imaginarnos cómo era Setiles (Septum Ilex) en tiempos de los celtiberos.

Setiles ya existía hace más de 2.400 años como un poblado celtíbero, mas bien cerealista y ganadero de ovejas, caballos, bueyes, etc.

Vivían en chozas de barda cercanas al castro que estaba rodeado por un seto de piedra al estilo de las cerradas actuales. Las cabañas de barda tenían un poyo interior, delante de la puerta tenían un corral con otro poyo exterior. El castro tenía una habitación interior subterránea como la de la Torrecilla, y estaría ubicado en el Castillo. La Saepta (cerrada o plaza) llegaría a ocupar hasta la actual Iglesia y cementerio viejo. En medio de esta plaza se encontraría el árbol Ilex (Carrasca) debajo del cual se celebrarían las reuniones, votaciones y fiestas.

Los romanos pusieron sus asentamientos legionarios en Blancas, Ojos Negros, Pozuel y muy probablemente en el azud cerca de La Laguna. Ellos dominaron nuestros pueblos celtíberos y les pusieron un nuevo nombre, ¿Como se llamaría Setiles antes de venir los romanos?
Este poblado septilicense tendría que ser muy grande con sus distintos barrios o tríbus en la Hoya, Celadilla, detrás de la Iglesia, por la calle de los muertos, el Ayuntamiento, Escorialejo, las eras, el Cerrillo, la Charca, cerca del Santo y los Villares.

En las eras de Setiles se ha encontrado una moneda celtíbera con la inscripción ‘Ses Galliaro’, pues los romanos llamaban Gallis a los celtas.

Hace unos 2.200 años ya se trabajaría en la fundición de hierro, pues los romanos se dedicaron por esa época a repoblar de encinas y rebollos desde el Portichuelo hasta le Septum-Ilex. Se supone que esta repoblación iba encaminada a la futura producción de leña para las fundiciones de hierro de la comarca. Se comprueba por las diferentes zonas de escorias que se encuentran por diversos sitios del pueblo, de aqui proviene la palabra Escorialejo.

Otro dato curioso de la prehistoria setileña lo tenemos en la zona próxima a Navaloscharcos, allí se encuentran sabinas rastreras de mas de 1000 años. La edad de una sabina se comprueba mudiendo su radio, La sabina no crece mas de un centímetro cada año.

Algunas de estas olorosas sabinas han crecido dentro de las fincas milenarias de Navaloscharcos trabajadas probablemente por los habitantes del poblado celtíbero de Celemilla de Tordesilos, cerca de La Matanza y al desaparecer el poblado dejaron de cultivarse. Actualmente tampoco se cultivan y son monte con sabinas y rebollos apreciándose sus lindes, de estas fincas salía el trigo de los impuestos hispánicos hacia Roma.

Las gentes que vivían por nuestra comarca antes de los celtas se llamaban lobetanos, gente dura y defensora como lobos de su territorio.
En la Edad Media habría en Setiles una iglesia pre-románica ubicada donde está la actual que a través del tiempo ha ido sufriendo infinidad de transformaciones al igual que el pueblo de Setiles.

Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.