Poesía Mi cariño nunca morirá

Cándido García López

El 19 de Marzo de 2010 fallece en Sabadell el ilustre poeta setileño Cándido García López a los 89 años de edad. Descanse en paz.

Como ejemplo de su obra poética y amor a Setiles tenemos la Oda a la fuente de abajo

Y Mi cariño nunca morirá como poesía autobiográfica donde vemos su gran optimismo y vitalidad.

Mi cariño nunca morirá

Yo nací en un otoño,
de mil novecientos veinte.
A los cuatro años perdí a mi madre,
su amor y cariño para siempre.
Mas me esperaba, un sufrimiento;
que se me iba a hacer patente.

Mi padre quedaría viudo
tuvo que luchar y trabajar,
le habían quedado dos niños,
y los tenía que criar.
Aunque el destino de su vida
le fuese a traicionar.

Dos años solo pasaron
para su suerte fatal,
un barreno en la mina
ciego le fue a dejar.

Siete años yo tenía
sin madre y con un padre inválido,
con la compañía del abuelo
lleno de sufrimientos y agonía.
Que solo pensaba y soñaba
en verme pronto criado.

Así luche sin descanso en el trabajo,
con solo diez años de edad.
Tuve que hacerme responsable
de un padre, una niña y un hogar.

Pasan los días, pasan los años;
mi casa empieza a prosperar.
Y en la edad de dieciocho años,
la guerra viene a estallar.
Y a filas he de ingresar,
abandono a un padre y una hermana,
sin nadie que los pueda cuidar.

Pero mi suerte cambio
y de la guerra pude regresar,
encontrando a la mejor mujer
que ningún hombre puede soñar.

Con ella lo compartí todo
miles de momentos y alegrías,
siempre con sus cuidados tan sinceros,
su constancia, amor y cariño.

De nuestro amor vinieron los hijos
y con ellos nuestros nietos,
a los que tanto amor les hemos dado
y de los que tanto hemos recibido.

Por eso, hay que luchar en esta vida,
con valor y corazón.
Para que un día inesperado
consigamos la familia y el amor.

Esta entrada fue publicada en Poesías. Guarda el enlace permanente.