Fiesta del Rosario

Artículo de opinión publicado en el foro de Setiles el 20 de Septiembre del 2004

Tradiciones Fiesta del Rosario ¿sabremos mantenerlas?

Tradición por definición entre otras cosas significa: costumbre conservada en un pueblo por transmisión de padres a hijos al correr de los tiempos y sucederse las generaciones.-

Como bien sabemos los setileños, en nuestro pueblo entre las pocas tradiciones que aún conservamos, están la de la almenara y la de la bandera, que tienen su protagonismo en las Fiestas Patronales de Ntra. Sra. del Rosario que se celebran el primer domingo de Octubre.-

LA ALMENARA

La almenara, cuyo nombre procede del árabe al-manar, (el lugar de la luz), que entre otras acepciones, la que más se aproxima a la nuestra es la que la describe como un pié de hierro rematado en arandela erizada de púas, donde se clavaban las teas que encendidas servían para alumbrarse en las cocinas de las aldeas. Tiene su día de tradición el sábado, después de celebrado el acto religioso de las Vísperas, comenzando en la puerta de la Iglesia donde se encienden las teas y se «calienta» el ambiente.-

Tradicionalmente y haciendo un poco de historia para los más jóvenes, el recorrido que se hacía con ella era entre la Iglesia y la casa del Alcalde, en cuya puerta y sus alrededores se repartía vino en pucheros de barro, se «bandeaba» la bandera y se bailaba al son de la música. Posteriormente este recorrido de la almenara se modificó y en vez de finalizar en la casa del Alcalde acabó en la plaza del bar, que es como continúa en la actualidad, sustituyéndose los pucheros de vino, por los actuales botijos de plástico con esa mezcla de bebidas en la que predomina el vino, y que ahora se bebe durante el recorrido. Finalizando la tradición con el bandeo de la bandera una vez llegada la almenara y todo el personal a esta plaza. Esta alteración se produjo al final de la década de los años setenta aproximadamente, cuando la Corporación Municipal acondicionó el local que había debajo del Ayuntamiento y arregló la plaza que estaba delante del mismo, para el establecimiento del bar y terraza que tenemos en la actualidad; con anterioridad el local se usaba como matadero de ovejas y carnicería ocasional durante el verano, y la plaza como lugar de recreo de las chicas de la escuela, que estaba situada en el salón para reuniones que hay con bancos al lado del Ayuntamiento. !Que tiempos aquellos que había en nuestro pueblo cinco escuelas, y éramos cerca de 250 niños !, permitirme esta pequeña añoranza de lo que fue Setiles en otros tiempos no muy lejanos.-

Volviendo al tema que nos ocupa, como vamos viendo la tradición de la almenara ha sufrido algunas modificaciones, y los que año tras año bailamos alrededor de ella y como setileños tenemos el orgullo de llevarla, sabemos que actualmente hay más, como… la de que antes solamente la podían llevar los hombres casados, y en la actualidad afortunadamente algunas mujeres casadas toman parte activa de la misma, siendo cada año más las dispuestas a pasar un buen rato llevándola; sinceramente creo que todas estas modificaciones son obligatorias y positivas en los tiempos actuales; pero desde que se empezó a ir a la plaza del bar, surgió algo que no ocurría cuando se iba a casa del Alcalde, y que bajo mi punto de vista puede acabar con una parte de la tradición de la víspera: la del «bandeo» de la bandera al finalizar el recorrido en la puerta del bar, debido al excesivo tiempo que se tarda en llegar allí, y sobre todo a la oposición tan grande, por parte del grupo de los soltero!
s, a que suba la almenara a la plaza del bar, con un forcejeo desmesurado que no tiene ningún sentido una vez allí, y que lo único que puede aportar a la fiesta es algún lamentable accidente de consecuencias imprevisibles, por una caída masiva en las escaleras o aplastamiento contra las barandillas como estuvo a punto de ocurrir el año pasado ¿no nos estaremos pasando?… En fin, todo ello hace que el público, las Autoridades, la Comisión y hasta los músicos, se cansen, no aguanten más y se vayan, que es lo que desgraciadamente en estos últimos años está empezando a ocurrir, quedándonos solamente los de la almenara.

LA BANDERA O GUIÓN DE NTRA. SRA. DEL ROSARIO

La Bandera es el símbolo representativo de nuestra Fiesta del Rosario, como popularmente la conocemos desde nuestra infancia todos los de Setiles.

Como sabemos, el Ayuntamiento nombra cada año una Comisión de Fiestas entre los vecinos del pueblo, a la que encarga la organización de los distintos actos que se realizan en este tipo de eventos; entre los componentes de esta Comisión se elige a uno de sus miembros que ejercerá la función de Capitán, siempre se le ha llamado de esta manera, que en realidad es el abanderado y que tiene el honor de portar la bandera en todos aquellos actos en los que por tradición se realizan con su presencia, y en los que al final de los mismos hay personas que solicitan «bandearla», tales como: la asistencia a las Vísperas el sábado y acompañamiento a la almenara con todas las Autoridades locales y Comisión.

El Domingo día principal de la Fiesta, nuevamente la Comisión con su Capitán y Bandera, acompañados de los Concejales, otras Autoridades locales, y la charanga, van en comitiva a recoger al Sr. Alcalde a su domicilio y una vez presente éste, se pasa por el domicilio del Párroco, dirigiéndose todos a la Iglesia para la celebración de los actos religiosos más importantes de las Fiestas, como son la Santa Misa y posterior Procesión de Ntra. Sra. del Rosario por las calles del pueblo. A continuación y una vez concluida la procesión, toda esta Comitiva y el público en general se dirige al frontón por ser el lugar más espacioso y allí el Ayuntamiento invita a todo el público a un aperitivo, que distribuye el personal de la Comisión con la ayuda de varios voluntarios; durante el ágape la charanga toca y se bandea la bandera, por aquellas personas que la solicitan al Capitán, quien amablemente la entrega y al son de la música realizan esta bonita tradición, devolviéndosela una vez!
que los acordes musicales han cesado.-

El lunes se sigue el mismo procedimiento que el domingo de recogida de Autoridades por la Comisión con su Capitán y la Bandera, y asimismo se va a la Iglesia, donde la Santa Misa se ofrece en esta ocasión por nuestros difuntos. A continuación de nuevo al frontón ó al lugar donde la Comisión estima oportuno porque hay bastante menos personal que el día anterior, dado que por motivos laborables se han marchado buena parte de los setileños, puesto que consideramos setileños a todos aquellos que nos han acompañado el fin de semana, hayan nacido o no aquí, que se sienten de Setiles y que con gran sacrificio, recorriendo la mayoría de las veces grandes distancias contribuyen con su presencia a engrandecer, animar y mantener estas fiestas del Rosario, tan entrañables para todos. Allí se sirve otro aperitivo, esta vez quien invita es la Comisión, bandeándose la bandera, igual que el día anterior.-

Hasta hace pocos años del bandeo solo participaban los hombres, el porque de la ausencia de las mujeres no se sabe, personalmente creo que sería por que les daba cierto «corte» el bandearla, expresando el pudor en los términos lingüísticos que usan nuestros jóvenes, puesto que no había nada, por lo menos que yo sepa, que lo prohibiera; poco a poco se ha ido incorporando, como lo fue haciendo con la almenara, y hoy está integrada en el tradicional «bandeo», haciéndolo estupendamente.-

Hecho este recorrido por los actos en los que está presente la Bandera, sobre todo pensando en las generaciones más jóvenes que no lo conocían ¿dónde está, lo que creo que no se hace bien de la tradición?, en mi modesta opinión, en el hecho que se viene observando con muchísima frecuencia en los últimos años, de que hay personas, que indudablemente por desconocimiento del ritual, cuando acaban de bandear le entregan la bandera al que se la pide, y a veces a quien ellos quieren que salga a continuación, cuando a quien tienen que devolver la bandera es a la persona que se la ha debido entregar, que es el depositario de su custodia, el Capitán o abanderado de la Fiesta.-

De cualquier manera es digno de resaltar que la tradición año tras año va a más. Cada vez son más los hombres y mujeres que perdiendo esa falsa vergüenza saltan al ruedo, como se diría en términos taurinos, uniéndonos todos a nuestros maestros, los muy veteranos, Manuel «Maura», Gil, Victorino . . .etc., quienes a pesar de su avanzada edad para estos menesteres, todavía siguen en la brecha, y así estamos consiguiendo que esta tradición tan setileña siga adelante.-

¡¡MANTENGAMOS LAS TRADICIONES EN LO POSIBLE, COMO NOS LAS LEGARON NUESTROS MAYORES!!